SENZA CENSURA N.24

Italia, noviembre '07 - febrero '08

 

LA IZQUIERDA └RABE

Desde el regazo sovietico hasta la cama del neoliberismo

 

Ofrecemos a los lectores de "Senza Censura" la traducci˛n de dos contributos sobre el actual panorama politico arabe y sobre las diferentes corrientes y esperiencias organizativas que se oponen al imperialismo.

ambos los artýculos desarrolan la propia anÓlisis a empezar por las especýficas referencias historicas y las situaciones recientes.

creŔmos ¨til publicar estos artýculos no tanto porque el punto de vista de los autores sea idÚntico a lo nuestro, sino porque los datos registrados y las reflexiones maduradas permiten de entender mejor lo que estÓ pasando en el ôMedio-Orienteö.

Muchas veces los acondicionamientos de la "maquina de guerra mediÓtica" act¨an en profundidad sobre el sentido crýtico de muchos companeros y en esta manera resulta difýcil desarrollar un debate con ideas claras a empezar por informaciones detalladas y contexto historico definido.

A esta deleteria manera de entrar a contacto con esta realidad, contribuye sin duda alguna la casi total cooptaci˛n de la "inteligentia" dentro de la publicidad de guerra al terrorismo y con diferentes esfumaduras, a la condivisi˛n del paradigma interpretacional de enfrentamiento de civilidades.

ademÓs basado sobre el desbaratamiento de la relaci˛n act¨al entre centro imperialista y periferia integrada pero tambiŔn olvidÓndose voluntariamente de la historia de una centenaria dominaci˛n colonial, tanto como de las caracterýsticas de la historia original del area de Maghreb y Mashrek.

No podemos escondernos que es siempre mas difýcil encontrar la posibilidad de hablar con personalidades polýticas e intelectuales arabes que no abrazan el imperialismo ný en su versi˛n reaccionaria-imperialista ný post-democrÓtica.

Esto porque el vacio de iniciativa polýtica se auto-alimenta aumentando el desorientamiento, util solo a reproducir un empasse y dando fuego al oportunismo.

Estamos convencidos que demasiadas veces han sido ignoradas las consecuencias del desarrollo del cuadro polýtico arabe sobre esos trozos de clase obrera emigrada que viven en la metropolis imperialista. Estas personas se crean una conciencia sobre lo que estÓ pasando allÓ no solo por medio de fuentes directas sino tambiŔn por canales informativos (televisiones satelite,internet, telefonýa) que muchas veces nosotros ignoramos.

Pensamos por lo tanto que la circulaci˛n de informaciones sea el mýnimo indispensable que la izquierda antimperialista "blanca" de un Paýs que hace la guerra encontra de pueblos del tricontinente tiene que hacer.

Mientras el primero artýculo fue escribido bajo nuestra demanda por Hisham Bustani, intelectual y militante polýtico Órabe del cual ya publicamos otros artýculos, el segundo artýculo, de Nicolas Dot Pouillard, nos lo indic˛ un companero de Addameer, organizaci˛n palestina que se ocupa de los prisioneros polýticos palestinos, de la cual tambien ya publicamos varios materiales.

 

La izquierda Órabe, desde el regazo sovietico hasta la cama del neoliberismo

Por Hisham Bustani

 

La situaci˛n de la izquierda Órabe es simil al "fenomeno de transformaci˛n de la izquierda" en su globalidad y es su reflejo.

El motivo es simple:la izquierda Órabe, por la mayor, no ha sido nunca una izquierda en sentido materialýstico-dialŔctico. Ha sido siempre una entidad reservada, conservadora,"reaccionaria", nunca propositiva, si no "importadora" de toria sin producirla, fiel a la "letra del texto"(en particular del texto de la polýtica soviŔtica) mÓs bien que criticamente innovadora.

MÓs adelante intentarŔ analizar las principales debilidades de la izquierda Órabe, los obstÓculos que ha tenido que enfrentar e intentarŔ argumentar si en realidad haya de veras existido una izquierda Órabe.

Esto es muy importante porque, siendo yo mismo de una posici˛n marxista, la crýtica nos ayudarÓ a desarrollar una verdadera izquierda revolucionaria en la regi˛n Órabe y en el mundo.

Bajo ocupaci˛n britÓnica y francŔsa, la separaci˛n de al-Mashreq al-Arabi ( el medioriente Órabe, dividido por obra de los colonialistas en Estados que hoy conocemos como Siria, Lýbano, Palestina, Jordania e Iraq) se hizo por muchos motivos objetivos:

a) - Por la ley del "dividi et impera" que es un mecanismo bien conocido capaz de despojar de la posibilidad de cambiamento la poblaci˛n y trasladar su energia polýtica dentro a canales internos (internos al sisema construido) ayudando el trabajo del ocupante imposibilita extraordinariamente cualquiera tensi˛n a unificar las masas Órabes, ¨nica manera para derrotar el imperialismo; y transforma su imagen y presumible funci˛n de opresor en la de mediador de las divisiones internas.

b) - Para allanar los obstÓculos y permitir la fondaci˛n de una base imperialista, entidad fucional que pueda servir al imperialismo y construir una barrera material entre las dos alas, oriental y occidental, del territori Órabe.

RecordŔmonos que los mayores proyectos de liberaci˛n Órabe nacieron con la unificaci˛n de las partes orientales y occidentales de la patria Órabe - Siria y Egipto.

Ese fue el caso de Saladýn( que uni˛ Damasco y Egipto en el 1174 preparando la fin del reino de Jerusalem de los cruzados en el 1187); Mohammed Ali Pasha (1769-1848. El es conocido por su proyecto de industrializaci˛n y modernizaci˛n al fin de fundar un Estado fuerte en la regi˛n Órabe, unific˛ el Egipto y la Siria y fue ogado a abandonar su plan por causa del ataco naval britÓnico y austriaco); y Nasser (1918-1970. En su intento de construir un Estado Órabe soberano independiente, Nasser prob˛ y logr˛ unificar Egipto y Siria como "espina vertebral" de la unificaci˛n Órabe; por diferentes motivos, la unidad termin˛ solo en el 1958-61).

c) - Para tener estos estados construidos en una condici˛n de constante subordinaci˛n al imperialismo al fin de imposibilitar la conquista de la liberaci˛n como estados (falta de recursos para erigir un desarrollo independiente, falta de espesor polýtico y popular que apoye un proyecto de liberaci˛n).

 

El Ópice de la iniciativa colonialista para la divisi˛n y el mantenimiento del estado de subordinaci˛n se tuvo con la construcci˛n y legitimaci˛n de la entidad sionista (Israel): una entidad racista de instalaciones coloniales organicamente y funcionalmente anexada a las potencias imperialistas.

No hay alguna motivaci˛n objetiva que pueda convencer una persona de izquierda a reconocer y aceptar la constituci˛n de una entidad simil, a lo contrario, la l˛gica de la teoria marxista y sus desarrollos se mueven concretamente en contra de esta aceptaci˛n.

Una sola excepci˛n nos podrýa conducir al sionismo: si la persona de izquierda es simplemente mecanica-mecanicýstica y bajo la influencia de un centro que actua como una super-potencia mÓs bien que como centro revolucionario.

La Uni˛n soviŔtica ha aceptado el Plan de Partici˛n patrocinado por la ONU en 1947, aceptando en esta manera la manifestaci˛n material de un proyecto sionista/imperialista en la regi˛n Órabe; por consecuencia, casi todos los partidos comunistas Órabes aceptaron lo que los soviŔticos concordaron sin rebatir. AdemÓs de esto, se dice que el Partido Comunista Siriano, que imprimi˛ su diario con týtulos contrarios al Plan de Partici˛n propuesto, despuŔs que el plan vino aceptado por la uni˛n soviŔtica, tuvo que tirar todo en la basura e imprimir otra edicci˛n con una posici˛n opuesta.

Desde este momento en adelante, los partidos comunistas Órabes tuvieron que transformarse en "abogados del diablo", defendiendo la existencia de "Israel" y construyendo/aprobando cualquier teoria sobre la "unidad de la clase obrera Órabe y judia" en Palestina, un chiste te˛rico que pretende la unidad entre oprimidos y ocupados con sus opresores y ocupantes coloniales!

Los comunistas palestinos han formado partidos "unidos" de Órabes y judios sionistas declarÓndose comunistas, mientras otros Órabes comunistas han mantenido coordinaci˛n y una fuerte relaci˛n con la izquierda sionista y todavýa ahora la mantienen.

En el marzo del 2006, el PC Jordano tuvo un encuentro de coordinaci˛n con el PC Israelita en Hamman, uno de los tanto ejemplos caýdos en el silencio, pero de ese encuentro se hicieron gala en el diario del PCJ. Aunque si es bastante extrano ser al mismo tiempo comunista e israelita, los dos partidos no tienen alg¨n conflicto claramente, puesto que ambos declaran que la ocupaci˛n del territori Órabe (ocupado en el 1948) y la fundaci˛n de una entidad racista de instalaciones de colonos funcional sobre ese lugar sean justas y aceptables siempre que los sionistas restituyan parte de los territorios (que ocuparon despuŔs en el 1967) a los palestinos para construir un estado separado y totalmente subordinado.

Esta se llama la "Soluci˛n de los dos estados", una injusta propuesta metafýsica para que se acabe la lucha Órabe-sionista, que sirve al mantenimiento del status quo y conduce el mundo entero a aceptar la injusticia (Israel) como legýtima, normal existencia.

Asý el PCJ como el PCIsr concuerdan sobre esta soluci˛n como estrategia, una coincidencia que nos conecta a la Agenda Polýtica dominante a nivel global.

Los gobiernos EEUU e Israelita tambiŔn parecen engancharse a la soluci˛n de los "dos Estados", un singular acuerdo con la estrategýa "comunista".

Algunos comunistas Órabes fueron los pioneros en acunar algunas palabras como ôsensibilidad polýticaö y ôcomprender la relaciones de fuerzaö. Este ¨ltimo tŔrmino se ha vuelto el arcenal te˛rico para los derrotistas que han entrado en el regazo sionista en un proceso de ôpazö infinito.

Los comunistas, bajo la influencia de los soviŔticos, han sido tambiŔn los primeros a aceptar la resoluci˛n 242 del Consejo de Seguridad de ONU, que ademÓs de Ŕsto instituye Israel como legýtimo estado, ordenando a los Órabes de olvidarse de las tierras ocupadas antes del 1967 y definiendo Ŕsas ocupadas despuŔs del 1967 s˛lo como "territorios ocupados".

La Uni˛n SoviŔtica ha intentado convencer todos a aceptar la resoluci˛n 242. Mjali Nasrawin, jefe del Dpto de la Relaciones Internacionales del Partido BA'ATH en el noviembre de 1969 y sucesivamente su Secretario Nacional, refiere que el Embajador SoviŔtico en Siria en ese perýodo, Nuradin Mukhitdinov, pidi˛ al partido (que en ese perýodo gobernaba la Siria), de aceptar la Resoluci˛n 242. Nasrawin recuerda que algunas semanas siguientes el partido recibi˛ una carta firmada por la Troika de la dirigencia SoviŔtica: Brezhnev, Podgorny y Kosygin, donde afirmaba que los soviŔticos habrýan considerado una amenaza para la paz global, no aceptar la resoluci˛n 242 sobre la Palestina y que, si la dirigencia del partido Ba'ath no aceptaba esta resoluci˛n, los soviŔticos habrýan cesado de ofrecer el propio apoyo.

La dirigencia del partido Ba'ath, no tuvo que esperar mucho para experimentar la fin del apoyo soviŔtico.

Durante la dŔcima conferenca nacional extraordinaria del partido en el 1970, Hafez al-Assad (en aquel tiempo Ministro de la Defensa y Jefe de una facci˛n a favor de la 242 en el partido Ba'ath) no fue aprobado.

Nasrawin recuerda que al-Assad dej˛ inmediatamente la conferencia y organiz˛ un golpe militar.

En pocas horas el Embajador soviŔtico se encontr˛ con el Lider del Partido Salah Jdeid y lo inform˛ que si habrýa aceptado la 242, los soviŔticos habrýan reconducido a su lugar toda la dirigencia del partido, sino los soviŔticos no habrýan intervenido.

Jdeid rechaz˛ y en poco tiempo al-Assad declar˛ el "movimiento correctivo", delicado apelativo para su golpe militar sobre los lýderes de su mismo partido Ba'ath.

Los dirigentes del partido fueron todos apresados y  se quedaron en la cÓrcel por mÓs de veinte anos.

Nasrawin fue puesto en libertad despuŔs de 23 anos de cÓrcel. Otros no tuvieron la misma suerte. Jdeid y Noor ed-Din Atasi dejaron la cÓrcel dentro su ata¨d.

Hay que destacar la importancia del hecho que la dirigencia del partido Ba'ath expulsada en el 1970 representaba la parte progresista democrÓtica: rechazando de eliminar militarmente al-Assad y su facci˛n, aunque si sabýa cuÓles eran sus intenciones; y promoviendo la necesidad de una teorýa y praxis marxistas en contraposici˛n al socialismo romÓntico sostenido por la otra facci˛n.

Si Ŕstas fueron las presiones y las demandas de los soviŔticos al partido Ba'ath, podemos imaginarnos las presiones y demandas sobre los partidos comunistas Órabes, respecto a la cuesti˛n palestina.

Los PC Órabes, no son los ¨nicos que desaprobar por su falta de anÓlisis y de visi˛n complesiva. TambiŔn las organizaciones autoproclamadas marxistas, se han alejado, en su estrategia, de la liberaci˛n para llegar a los "dos estados".

MÓs espicifadamente: el frente democrÓtico para la liberaci˛n de la Palestina (FDLP) y el Frente Popular para la liberaci˛n de la Palestina (FPLP).

El FDLP ha sido un precursor proponiendo etapas en la lucha de liberaci˛n. Esto ha preparado la výa a concesiones estratŔgicas, pintadas como "etapas necesarias" de la lucha.

El FPLP, teniendo posiciones mucho mÓs progresistas y habiendo sido por un momento de la historia de la lucha en primera fila en la resistencia militar, ha necesitado de mÓs tiempo antes de retirarse el tambiŔn detrÓs de la ret˛rica de las "etapas" y de los dos estados, ahora integrada en su polýtica oficial.

Hemos visto claramente con alguna excepci˛n que la izquierda Órabe organizada: los partidos comunistas, el FPLP el FDLP, han cedido todos a la "racionalidad polýtica", alejÓndose de una teorýa y lucha objetiva irreducible, preparando la výa al nacimiento de organizaciones islamistas que todavýa insisten sobre "la liberaci˛n" y sobre "el rechazo de reconocer como legýtima la entidad sionista" y al mismo tiempo practican la resistencia armada.

Otro gran error de los comunistas Órabes ha sido su falta de claridad sobre la cuesti˛n de la unidad Órabe. Unica vez en la historia, los Órabes han pasado directamente de la fase de una opresi˛n otomana de mÓs de unos 600 anos, antes de la primera guerra mundial, a una fase de ocupaci˛n y repartici˛n colonialista, despues de la guerra mundial.

Es importante decir que esta framentaci˛n es un instrumento de subordinaci˛n y esto es verdad para la clase obrera. (por ese motivo la llamada a la unidad de los trabajadores) pero es igualmente verdadero para la poblaci˛n dividida que todavýa no ha logrado adquirir una propia existencia nacional y donde una estructura social capitalista clÓsica con su estructura de clase bien se aleja de ser una realidad objetiva.

Es simplemente teniendo los ojos abiertos que podemos darnos cuenta que tendria que ser una prioridad para la izquierda Órabe exortar los cansados Órabes divididos a unirse en luchas contra el sionismo y el imperialismo y contra los regýmenes Órabes subordinados que ayudan a esta divisi˛n, quebrando las lýneas marcadas por mano colonialista.

Mientras los comunistas Órabes, guiados por un metafýsico plan Órabe sionista de "unidad de los trabajadores", estaban bien lejos de la lucha principal, quedando neutrales y silenciosos sobre la cuesti˛n de la unidad Órabe, organizaciones pan-Órabes empezaron a evolverse al marxismo, demostrando objetivamente que la unidad Órabe tiene que tener una natura de clase, tiene que adoptar el socialismo para llevar a cabo la liberaci˛n y tiene que ser un esfuerzo anti-sciovinista que junte todos los pueblos oprimidos de la regi˛n Órabe. En este sentido el influente movimiento nacionalista Órabe, en los anos 50 llev˛ a luz el FPLP marxista y el Partido Ba'ath hizo crecer una diligencia progresista de izquierda echada por el golpe militar del 1970.

La "justa" posici˛n de los comunistas Órabes sobre la Palestina y sobre la Unidad Arabe, productos de la subordinaci˛n mecanisistica en el medio soviŔtico y de la falta de anÓlisis y teorýa crýticas, son las consistentes pruebas que nunca ha existido una verdadera izquierda en los partidos comunistas clÓsicos. De hecho, Ŕstos partidos han obstaculado y a veces combatido contra los pensadores crýticos que llegaban de la clase dirigente.

Esta larga historia prepar˛ la via a una transicci˛n de muchos comunistas y partidos comunistas de la regi˛n arabe hasta las ONG (Organizaci˛nes Non Gobiernativas), siguiendo la ôholeada liberalö de la izquierda global despues de la caýda del muro de Berlýn y el fin de la Union Sovietica, padrino politico de los partidos comunistas arabes.

AdemÓs, seguir esta lýnea hist˛rica eliminarÓ tambiŔn el estupor que podrýa nacer por la colaboraci˛n del PC Iraqui con los ocupantes de EEUU y su integraci˛n en el proceso polýtico dominado por los ocupantes, mientras es apoyado por parte de otros partidos comunistas Órabes como el PCJ.

Es l˛gico que la izquierda Órabe ahora estŔ en un momento de debilidad extrema, dividida entre dos campos principales:

1) - un campo comunista clÓsico que contin¨a sobre la lýnea polýtica mÓs liberal de sus predecesores: apoyar una soluci˛n de los "dos estados" en Palestina, fiÓndose profundamente de los "procesos democrÓticos" impuestos por los imperialistas como en el Irak de la post-ocupaci˛n, hasta llegar a las agendas de la ONG y aceptando sus financiamientos y luchando para la existencia polýtica mÓs que para un programa/ideologýa polýtica. Esta lýnea es profundamente radicada en las organizaciones hist˛ricas (PC y estructuras similares);

2) - un campo crýtico neo-marxista que, aunque si presente y activo, es desorganizado y separado, principalmente porque formado por individuos que han dejado las estructuras oficiales clÓsicas, sin encontrar alternativas o construirlas. El campo crýtico neo-marxista (que muchas veces se refiere a la "izquierda nacionalista" en oposici˛n a la "izquierda democrÓtica", siendo Ŕsta una finci˛n igual a los social democrÓticos europeos) tiene las ideas claras sobre: Palestina (parte principal de la lucha de liberaci˛n Órabe y no un simple conflicto palestino-israelita; una lucha irreducible para la existencia entre el proyecto de liberaci˛n Órabe y el proyecto sionista/imperialista, no puede ser resuelto con un ôproceso polýticoö, no puede resolverse manteniendo una entidad sionista en muchas partes del territorio Órabe); Irak (no reconocer la ocupaci˛n de los EEUU y todos sus consiguientes procesos polýticos); resistencia (apoyo sin condicionamiento para todas las formas de resistencia, incluýda la resistencia armada); unidad de la lucha Órabe (la imposibilidad de liberaci˛n a nivel de Estado Arabe actual, dŔbil, subordinado, construýdo por el colonialismo).

 

A travŔs de una polarizaci˛n entre estos dos campos -un esfuerzo que tendrýa que extenderse globalmente sobre un principio de claridad polýtica- puede nacer una nueva izquierda radical militante, clara y revolucionaria, y transformarse de nuevo en un jugador esencial en el proceso de liberaci˛n.

 

--------------------

 

El Dr.Hisham Bustani es un escritor de izquierda y activista jordano. Miembro fundador de la Alianza de los Pueblos Arabes Resistentes, miembro de la Alta Comisi˛n Ejecutiva Jordana para la Resistencia a la Normalizaci˛n con Israel, y miembro de la Comisi˛n Ejecutiva del Forum del Pensamiento Socialista Jordano.

Contactos: hbustani2@yahoo.com

 

international@senzacensura.org



http://www.senzacensura.org/